Viernes , 22 Enero 2021
Home » Historias » Memorias del Estero Paildad. Transformaciones socioeconómicas en el Chiloé profundo. Rodrígo Díaz P. (et. al.)

Memorias del Estero Paildad. Transformaciones socioeconómicas en el Chiloé profundo. Rodrígo Díaz P. (et. al.)

Corría la mitad de la década de 1990 y las empresas salmoneras y pesqueras se instalaban con fuerza desde Puerto Montt al sur, particularmente en el archipiélago de Chiloé. Esta situación trajo consigo una serie de transformaciones en el seno de la vida social, económica y política de las comunidades chilotas que aún basaban su vida en la subsistencia, en el trabajo doméstico-familiar de la tierra, la pesca artesanal y las tradiciones indígenas/españolas, herencia del período colonial.

El Estero Paildad, emplazado en la comuna de Queilen en la Isla Grande de Chiloé, forma parte de esta tradición histórica de ocupación. Paildad, Apeche, Contuy, Pilke y San Miguel conforman este espacio geográfico. Estos pequeños caseríos y localidades viven –y han vivido- de los recursos y posibilidades que les proporciona la geografía particular de esta zona. Todas ellas se constituyen como entidades de carácter rural, con una fuerte tradición chilota de explotación de la tierra y de los recursos marinos. En el territorio del Estero de Paildad abundan los bosques de canelo, arrayán, luma, por lo que también ha existido explotación maderera, de carácter doméstico y venta de leña en pequeñas cantidades. Actualmente, las principales actividades económicas son de subsistencia, completadas con aquellas que proporcionan un ingreso monetario, principalmente vinculadas al rubro acuícola-salmonero.

Esta publicación pretende mostrar la historia económica-productiva de estas localidades y sus transformaciones en el tiempo. Su narración se hace principalmente de lo que fue “contado/narrado” por los propios habitantes de estos lugares de Chiloé.

El libro es parte de un proyecto Fondart que también contempló la realización de un dvd. Ambos están disponibles en la Colección Patrimonial.

Comentarios

comentario(s)

Leave a Reply

Your email address will not be published.