Viernes , 3 Diciembre 2021
Home » Historias » Recordando con el tren y otras crónicas. César Vera Werner

Recordando con el tren y otras crónicas. César Vera Werner

En la revista “Cultura de y desde Chiloé” n°16 del año 2003, el autor nos muestra una crónica del tren que recorría el archipiélago de Chiloé. La locomotora recorría diez estaciones desde Castro hacia el norte: Llau-Llao, Pid-Pid, Piruquina, Mocopulli, Butalcura, Puntra, Kilómetro 25, Coquiao, Pupelde y Ancud.

El medio de transporte generó un oficio que atraía la curiosidad de las personas que transitaban en él y por donde éste pasaba. Es claro que en un lugar marcado por la navegación marítima y la vida campesina, hechos tan cotidianos como la mantención mecánica de la locomotora generaba curiosidad.

“Con un acucioso chequeo al aceitado, engrasado y otros detalles, el maquinista titular tomó el mando e inició los movimientos destinados a armar el convoy, amenizados por el melodioso tañido de la brillante campana de bronce de la 54; inmediatamente detrás de ella, el carro de carga, luego el de equipaje-correo, enseguida los dos de pasajeros.

A estas alturas, el andén cobraba mayor actividad, dinamismo, el pasajero buscando acomodo en los carros; “el Chueco Atilio”, “Patita y Media”, “Cachano”, “El Lucho” y tantos otros, junto a vivarachos chiquillos de la calle Lillo, arribaban a paso vivo, cargados con bultos y maletas, oficiando de changueros, ganando la changuita, las monedas.

Muchos niños acudían al espectáculo que se producía allí junto al puerto, se sumaban a ellos tripulantes de lanchones venidos desde las islas, también gente del sector campesino cercano, disfrutando de ese trajin. Para quienes, acostumbrados por siglos al transporte marítimo o a desplazarse por playas y senderos interiores a lomo de caballo, a pie, todo lo relacionado con el tren configuraba la novedad, hechos insólitos.”

Comentarios

comentario(s)

Leave a Reply

Your email address will not be published.